Gente Codice Citra

Cada año durante la cosecha, mas de 12,000 rostros recuerdan la tradición y el ritual de la cosecha.

Llamémoslo sentido de pertenencia, espíritu de empresa o, si se prefiere, objetivo común. . El concepto es el mismo: el viticultor Citra recoge los frutos del ambicioso proyecto al cual pertenece, y se siente, pues, orgulloso de representar a una marca con unos objetivos claros. 3.000 miembros, 6.000 brazos: su entusiasmo, su pasión y su dedicación continua son nuestro activo más valioso.

De generación en generación, de padres a hijos, , la batuta va pasando de mano en mano, acompañada por un legado de conocimiento y experiencia, de habilidad y abnegación, de respeto por la naturaleza y de tenaz dedicación. De esta forma, la antigua cultura del trabajo se renueva en el marco de la tradición. El tiempo pasa, se alternan las estaciones, y nuestros viticultores siguen dedicándose incansablemente a sus viñas para poder así recogijarnos con su fruto.